martes, 20 de marzo de 2012

Convivir sin Racismo de Murcia denuncia el racismo institucional existente en España

Con motivo de la celebración, el miércoles 21 de marzo,  del Día Internacional contra la Discriminación Racial Convivir sin Racismo de Murcia expresa su más firme rechazo a las muestras de racismo institucional que perviven en España en 2012. Convivir sin Racismo considera muy preocupante  que se sigan manteniendo por parte del gobierno situaciones y actuaciones que atentan gravemente contra los derechos humanos de las personas que vivimos en este país, especialmente de los ciudadanos de origen extranjero.  Consideramos, en especial, que el aumento de las identificaciones y redadas indiscriminadas, por un lado,   y la situación en la que se encuentran los Centros de Internamiento de Extranjeros, por otro, son dos buenas muestras de vulneración flagrante de los derechos humanos en España y en nuestra región.

Pese a que las redas masivas e identificaciones con criterios étnicos (o perfil racial) están prohibidas en nuestro ordenamiento legal, su existencia salta a la vista, a veces de forma hiperbólica:  la redada masiva de Torre Pacheco en 2008 demostró lo que en toda España era una evidencia. Por estas prácticas continuadas, España ya fue condenada en 2009 por el Comité de Derechos Humanos de la ONU. Y el Consejo de Europa en su Informe sobre España de 2010 exigía el cese de estas detenciones por perfil étnico. Pero, según el propio Anuario del Ministerio de Interior, en 201o se produjeron cerca de siete millones de identificaciones en la vía pública. El SUP denuncia que existen instrucciones y cupos para hacer estas detenciones, que llegan a suponer cerca de la mitad de las efectuadas, en detrimento de la legalidad vigente u otras actuaciones más efectivas. Los controles de identificación en las cercanías de estaciones de autobuses o centros de atención social, como Jesús Abandonado, son crecientes. Exigimos el cese de estas prácticas atentatorias contra nuestra legislación y los derechos humanos de las personas afectadas. 

Muchas de estas personas identificadas son detenidas por carecer de documentación y pueden acabar en un CIE. Los CIE españoles, y el de Murcia también, están últimamente en el centro de atención informativa. La muerte de dos personas internadas en los CIE de Aluche y Barcelona han puesto de manifiesto , de forma trágica una vez más, sus carencias y oscuridad. Como venimos denunciando desde el año pasado desde la campaña estatal "Que el Derecho no se detenga en las puertas de los CIE", estos son lugares opacos en los que no existe un reglamento que ponga en claro su funcionamiento y los derechos de las personas internadas. Son espacios hurtados a la supervisión de la sociedad civil. Y estas no son sólo opiniones nuestras, sino que son compartidas por múltiples asociaciones de derechos humanos, desde Amnistía Internacional a sindicatos policiales como el SUP o los propios jueces de vigilancia del CIE de Madrid. Exigimos, con ellos, la elaboración de un reglamento, largamente anunciado y postergado, que garantice eficientemente la vigencia de todos los derechos que asisten a estas personas, así como su supervisión efectiva judicial, la debida atención sanitaria, legal y social. Exigimos el derecho a visitar regularmente esos centros y así lo vamos a poner de manifiesto con una petición al gobierno de la nación en este sentido.

Como reclama el propio secretario de la ONU Ban Ki-Moon en su mensaje de este año: "Para derrotar al racismo tenemos que acabar con las políticas públicas y las actitudes privadas que lo perpetúan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario