miércoles, 27 de junio de 2018

Presentación memoria 2017; Migraciones, fronteras y centros de internamiento.


El miércoles 27 de junio presentamos nuestro informe anual "Migraciones, fronteras y centros de internamiento. Memoria CIE Murcia 2017, en el que tratamos de reflejar la realidad de las personas migrantes desde su llegada a las costas de la región, las formas de acogida, el encierro en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y la situación de los menores de edad que están solos.

Proyectamos el documental Archidona. La cárcel de los migrantes, un trabajo de la productora social EntreFronteras, que relata la situación que se vivió en esa centro penitenciario, tras la decisión del Gobierno de España de encerrar a más de 500 migrantes argelinos que llegaron a las costas de la Región de Murcia a finales de 2017.
El equipo de EntreFronteras recoge en el documental de 25 minutos las violaciones de los derechos humanos y los reclamos de los internos entrevistados posteriormente. Además añade el testimonio de los internos y familiares tras la muerte de Mohamed Bouderbala.




INTRODUCCIÓN A LA MEMORIA 2017

ANTE LA LLEGADA DE PATERAS A LA COSTA MURCIANA
Durante los últimos meses del año 2017 asistimos, con perplejidad, a una sucesión de hechos relacionados con la llegada y acogida de inmigrantes en la Región de Murcia, que han puesto de manifiesto la vulnerabilidad en la que se encuentra este grupo humano, víctimas a la vez de las mafias y de una política sin cabeza ni corazón que vulnera derechos fundamentales y garantías constitucionales.
Desde finales de septiembre del pasado año el goteo continuo de pateras al levante español puso en evidencia la inexistencia de un sistema de acogida que garantice una vez llegados a Europa, un trato humano y digno a las personas.
Durante las primeras semanas de noviembre 2017 llegaron a nuestra región casi un centenar de pateras con unas 900 personas. Durante los días 2 y 3 de noviembre unas doscientas personas llegaron a las costas de Cartagena, para lo que no estaba previsto ningún tipo de asistencia en puerto una vez fueron rescatados por Salvamento Marítimo.  Ante esta situación los agentes de policía reciben la Orden del Delegado del Gobierno en la Región, Sánchez Soliz, tras gestiones con la Comisaría General de Extranjería en Madrid, de poner en libertad a los personas que llegaron. A mujeres y niños sí se les facilitó un alojamiento, pero la mayoría de los recién llegados, quedaron en la calle, paseando por la ciudad de Cartagena durante toda la noche.
Cuando los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia, fue cesado el Delegado del Gobierno pero las pateras continuaron llegando poniendo de manifiesto la falta de recursos, la asusencia de coordinacion y la improvisación para acoger de forma digna a las personas que estaban llegando a nuestras costas. Y en lugar de activar todos los resortes de una democracia avanzada como la nuestra, reforzando los puntos de llegada de inmigrantes, las infraestructuras y los lugares donde hacer el primer reconocimiento, se optó por el discurso del rechazo, la hostilidad y el miedo, que de manera ostensible lo capitaneó, el nuevo delegado del Gobierno de la Región de Murcia, Francisco Bernabé, que definió esta llegada como “un ataque coordinado a nuestras fronteras”. Este tipo de discurso en torno a los refugiados y los inmigrantes los deshumaniza deliberadamente para poder excusar su responsabilidad y el deber de toda administración pública de garantizar que los derechos humanos de los migrantes sean respetados y tratados con respeto y dignidad-
Los inmigrantes llegados a Cartagena en su gran mayoría argelinos, fueron confinados en un pabellón deportivo de la ciudad a la espera de su puesta a disposición judicial, un espacio que no reunía las condiciones necesarias para garantizar una estancia digna a las personas recién llegadas a nuestras costas.....

CONTINUA leyendo y descarga el informe completo en el siguiente enlace:


viernes, 15 de junio de 2018

Convivir sin racismo exige el cierre de los CIE y una política de inmigración inclusiva


Cada 15 de junio conmemoramos el día contra los Centros de Internamiento de Extranjeros, conocidos como los CIE. Una jornada en la que muchas organizaciones de defensa de los derechos humanos nos unimos en toda España para dar visibilidad a la existencia de estos centros. Esto es, para hacer visible lo invisible. Los CIE se usan, en la mayoría de las ocasiones, para recluir a personas extranjeras que no han cometido delito alguno, que han llegado a nuestra tierra y que solo buscan una vida mejor ante las amenazas, inseguridad y persecuciones que sufren en sus países de origen.

Las organizaciones que trabajamos a favor de las personas migrantes nos damos cuenta de lo difícil que es dar a conocer esta realidad. Un grupo de activistas en la defensa de los derechos humanos que formamos parte de Convivir Sin Racismo realizamos visitas al CIE de Murcia, en Sangonera la Verde, para entrevistarnos de forma periódica con las personas internas. Con esas visitas ejercemos una acción solidaria de acompañamiento y escucha, recogemos información sobre las circunstancias de su trayectoria migratoria, su detención y las condiciones de su internamiento. Con estos encuentros detectamos los problemas de las personas internas más vulnerables: los menores, los enfermos, personas a las que se debería dar protección internacional, aquellas que manifiestan haber sido agredidas o haber recibido un trato denigrante por parte de la autoridad que les custodia.
Y la realidad de nuestro acercamiento directo al CIE de Sangonera la Verde de Murcia, a través de estas visitas que venimos realizando desde 2013, nos muestra que los centros de internamiento de extranjeros son cárceles racistas, centros de sufrimiento desproporcionado, espacios de opacidad e impunidad policial, en los que la vulneración de derechos forma parte del día a día. Por ello exigimos el cierre inmediato de los centros de internamiento de extranjeros en España.
Según los datos oficiales facilitados por el Ministerio del Interior, un total de 1.056 migrantes, procedentes de 42 nacionalidades distintas, pasaron el pasado año por del CIE de Sangonera la Verde en la ciudad de Murcia. Menos de la mitad, sin embargo, 508 personas exactamente, fueron enviadas finalmente a sus países de origen. El 98 por ciento de las expulsiones desde el CIE de Murcia se produjeron a personas procedentes del Magreb: en concreto, 408 a Argelia, el 80,32 por ciento, y 90 a Marruecos, un poco más del 17 por ciento.
Así pues, en el año 2017 un total de 548 personas recluidas en el CIE de Murcia tuvieron que ser puestas en libertad ante la imposibilidad de ejecutar la orden de expulsión, colocándolas en algún recurso de acogida de alguna organización no gubernamental o, en muchos casos, directamente en la puerta del centro de internamiento. Se les pone en la calle en lugares distintos de donde vivían, en ciudades donde no conocen a nadie, sin más medios que un billete de autobús para llegar al centro de la ciudad para buscar un comedor social donde poder alimentarse o un lugar donde dormir, en el mejor de los casos, un albergue, y la mayoría en un jardín o casa abandonada.
El centro de Sangonera la Verde se utiliza fundamentalmente para retener e identificar a personas que han llegado en la ruta de pateras entre Argelia y el levante español, convirtiéndose en la práctica en una cárcel para inmigrantes magrebíes. Una cárcel donde no se garantiza ni respeta los derechos fundamentales, ni su dignidad, de centenares de personas que se juegan la vida por diferentes motivos para llegar a Europa.
Esta situación se mantiene inalterable en los últimos años, como hemos venido denunciando desde diversos ámbitos académicos y de organizaciones de defensa de los derechos humanos. A pesar de que la ley configura la privación de libertad como algo excepcional, en los CIE se continúa abusando del internamiento, como lo demuestra que la mayoría de las personas que sufren el paso por uno de estos centros nunca debería haber pasado por ellos, pues finalmente no son expulsables. Y esto lo saben perfectamente tanto la policía como los jueces que ordenan su internamiento.
La Región de Murcia se ha convertido en los últimos años en una puerta de acceso a Europa de inmigrantes procedentes del conteniente africano, en especial de Argelia. Las costas de la Región y, especialmente,el puerto de Cartagena, son lugares de llegada de un grupo creciente de personas, siendo cada vez más numerosos los menores de edad que viajan solos, pasando de 44 jóvenes en 2014 a 463 durante el pasado año 2017. A pesar de este extraordinario incremento, ni el Gobierno de España, ni la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, han reaccionado incrementando los recursos y facilitando una solución ante el colapso evidente de la red de acogida y protección a menores en la Comunidad Autónoma.
Y cuando no se ponen los medios adecuados para atender a estos niños y niñas que se encuentran fuera de sus comunidades de origen, lejos de sus familias y son recibidos excluyéndoles en el acceso a los servicios básicos, nos encontramos con cifras escandalosamente bajas de estancia media en los centros de protección de menores migrantes de nuestra Región, pues ha sido inferior a un mes en el 80 por ciento de los casos atendidos.
Esto supone que unos 300 niños y adolescentes que han pasado por la red de centros de protección a menores extranjeros no acompañados en nuestra Región, desaparecieran de sus instalaciones sin conocer su destino durante el pasado año.
Una situación que ha sido perfectamente retratada por Save The Children en su último informe “Los más solos; menores migrantes no acompañados”, que señala que “…España es uno de los países que aún no ha logrado proporcionar un sistema de acogida y protección adecuado a la infancia en movimiento, y dar respuesta a las inquietudes y necesidades de los menores migrantes que cada año llegan a su territorio. Aquí, estos menores de edad se encuentran con políticas que no les protegen de forma individualizada y que les acaban quitando la poca infancia que les queda”.
En este día queremos enviar un mensaje de apoyo y solidaridad a las decenas de migrantes, con el respaldo de entidades sociales, que han vuelto a recurrir a los encierros en la antigua Escola Massana de Barcelona para reivindicar sus derechos: exigir más facilidades para conseguir papeles de residencia o padrón, recuperar la sanidad universal, reclamar que se deje de penalizar el top manta o que se cierren los CIE. Reivindicaciones, entre otras, que hemos recogido en el cartel de esta convocatoria. Sus sueños son también los nuestros y desde aquí también trabajaremos para extender su protesta.
Y no queremos olvidar a las trabajadoras y trabajadores del  campo de esta Región que soportan condiciones de trabajo indigno en muchas empresas agrícolas. Hablamos de salarios irrisorios, jornadas de hasta 15 horas diarias, un solo día de descanso a la semana como mucho, desplazamientos peligrosos en furgonetas desvencijadas y cotizaciones muy por debajo de las reales, trabajos a destajo prohibidos. No olvidemos que el 90 por ciento de los trabajadores del campo de la Región de Murcia sufre explotación laboral, y en su inmensa mayoría son inmigrantes. Por ello queremos saludar y recordar aquí la lucha de las trabajadoras temporeras de la fresa en Huelva, ya que estos días hemos conocido por la prensa alemana la situación de explotación laboral y sexual que están sufriendo, que no es muy diferente a la que en esta Región se ha denunciado en diferentes momentos por trabajadoras de almacenes de frutas y hortalizas. Visibilizar y denunciar la explotación ayuda a vencerla.
Por todo ello, afirmamos que es necesario y urgente cambiarlas leyes que permiten la explotación y la persecución de las personas por su procedencia o color de piel, comenzando por la Ley de Extranjería, la reforma laboral, la Ley Mordaza... Necesitamos políticas inclusivas que permitan acoger a las personas con dignidad y mirarlas sin miedo. Estos son nuestros retos y esta tarde, aquí, os invitamos a que os suméis a las luchas y deseos en favor de quienes ven sus derechos humanos vulnerados.
¡Ningún ser humano es ilegal¡
¡Ninguna valla decide sobre los derechos de las personas¡
¡Migrar es un derecho, no un delito¡
..//..

sábado, 30 de diciembre de 2017

[COMUNICADO campaña estatal] La situación de la cárcel de Archidona termina con la muerte de uno de los internos


La represión en la cárcel de Archidona, usada como Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) pese a las incompatibilidades legales, termina con la muerte de uno de los internos en su celda

  • Exigen investigación independiente sobre los sucesos y responsabilidades.
  • Señalan la necesidad de identificar al fallecido y establecer vínculos con su familia y medidas de reparación.
  • La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y el fin de las deportaciones exige la dimisión del Ministro de Interior.


Según la información disponible hasta el momento, un ciudadano argelino de 36 años (cuyo nombre no se ha hecho público aún), ha muerto, supuestamente por suicidio, en una celda de la cárcel de Archidona mientras esperaba su deportación.

La Campaña por el Cierre de los CIE y el fin de las Deportaciones denuncia esta muerte como un asesinato más producto del racismo institucional que supone la política migratoria basada en el encierro y la deportación. Con la cárcel de Archidona, el Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha llevado la violación de derechos a un extremo criminal: ha usado una instalación penitenciaria como CIE, algo prohibido expresamente por la actual Ley de Extranjería y denunciado por la Defensoría del Pueblo; ha empleado datos falsos para internar a las personas, como está investigando la justicia; ha intentado deportar a adolescentes; y ayer mismo, como muestra un vídeo, la policía reprimía violentamente a las personas privadas de libertad en Archidona. ¿Qué hechos han llevado a la muerte de esta persona y en qué circunstancias?

Desde que se abrió el primer CIE y comenzaron a practicarse deportaciones en 1987, al menos 8 personas han fallecido en dependencias de encierro y traslado forzoso: ocho vidas cuya custodia y responsabilidad recaía sobre el Estado. La muerte en el CIE no es una excepción sino una macabra normalidad. Mientras los comunicados oficiales evitan toda referencia a la identidad de las personas fallecidas, fomentando su olvido, consideramos imprescindible honrar su memoria de las personas con nombres y apellidos, siempre que sea posible:

  • Osamuyi Aikpitanyi 2007 (durante su deportación; Vuelo Iberia Madrid-Lagos; Nigeria)
  • Ciudadano nigeriano de 47 años. 2008. (CIE Zapadores. València)
  • Jonathan Sizalima 2009 (Comisaria extranjeríaP.N,BCN)
  • Mohamed Abagui 2010 (CIE Zona Franca, BCN)
  • Samba Martine 2011(CIE Aluche, Madrid) Idrissa Diallo 2012 (CIE Zona Franca, BCN)
  • Alik Manukyan 2013 (CIE Zona Franca,BCN)
  • Ciudadano argelino de 36 años. 2017 (Cárcel Archidona, Málaga.). En el momento de realizar este comunicado aún no se ha hecho público su nombre.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, es responsable de esta última muerte, así como las políticas migratorias española y europea lo son de las miles de vidas perdidas en las fronteras, en el desierto y en el mar. Ninguna regulación ni promesas de mejora de las condiciones de los CIE ocultarán la verdadera naturaleza de estos espacios como lugares de maltrato institucional y muerte.

La Campaña por el Cierre de los CIE y el fin de las Deportaciones exige:


  • La dimisión del Ministro Zoido como responsable directo de esta muerte.
  • El cierre inmediato de Archidona y de todos los CIE del Estado español.
  • La liberación inmediata de las personas internadas en Archidona.
  • Una investigación judicial transparente de lo sucedido.
  • La identificación de la persona fallecida, y medidas de reparación para con su familia.


La Campaña por el Cierre de los CIE y el fin de las Deportaciones, hace un llamado a la movilización:

Madrid, sábado 30 de diciembre, 19h frente al CIE de Aluche.

Archidona, sábado 30 de diciembre 12h frente a la cárcel utilizada como CIE.

Málaga, sábado 30 de diciembre, a las 19h en plaza de la Merced.


__ __ __

Contacto de prensa: Danie Machuca. Tel. 686413554

martes, 19 de diciembre de 2017

18D Dia Internacional del Migrante.

Ante las migraciones, promovamos la hospitalidad y el respeto a los derechos humanos y reconstruyamos una cultura del encuentro

Foto Carlos Trenor. Concentración CIE NO 16/12/17
El 18 de diciembre conmemoramos del Día Internacional del Migrante por ello las organizaciones solidarias que suscribimos este manifiesto exigimos un cambio de políticas ante las migraciones que promueva la hospitalidad y el respeto a los derechos humanos y restituya una cultura del encuentro frente al rechazo.
Foto: Convivir Sin Racismo. Concentración CIE NO 16/12/17
Durante los últimos meses del año 2017 hemos asistido, con perplejidad, a una sucesión de hechos relacionados con la llegada y acogida de inmigrantes en la Región de Murcia, que han puesto de manifiesto la vulnerabilidad en la que se encuentra este grupo humano, víctimas a la vez de las mafias y de una política sin cabeza ni corazón que incumple derechos fundamentales y garantías constitucionales.
Desde finales de septiembre de este año el goteo continuo de pateras en el Levante español ha puesto en evidencia la inexistencia de un sistema de acogida que garantice a las personas llegadas a Europa un trato humano y digno. Durante las primeras semanas de noviembre llegaron a nuestra región casi un centenar de pateras con unas 900 personas y en lugar de activar todos los resortes de una democracia avanzada como la nuestra, reforzando los puntos de llegada de inmigrantes, las infraestructuras y los lugares donde hacer el primer reconocimiento, se optó por el discurso del rechazo, la hostilidad y el miedo que de manera ostensible capitaneó el nuevo Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Bernabé, quien definió esta llegada como “un ataque coordinado a nuestras fronteras”. Este tipo de discurso en torno a los refugiados y los inmigrantes los deshumaniza deliberadamente para poder excusar su responsabilidad y el deber de toda administración pública de garantizar que los derechos humanos de los migrantes sean respetados y ellos tratados con respeto y dignidad. Su actitud no nos deja otra opción que pedir su dimisión o cese inmediato. 

Foto: Convivir Sin Racismo. Concentración CIE NO 16/12/17

Los inmigrantes llegados a Cartagena, en su gran mayoría argelinos, fueron confinados en un pabellón deportivo de la ciudad a la espera de su puesta a disposición judicial, un espacio que no reunía las condiciones necesarias para garantizar una estancia digna a unas personas que acababan de llegar a nuestras costas después de un penoso viaje. En este mismo lugar se constituyo una oficina judicial para poder proceder a su posible identificación y entrada en un centro de internamiento, poniendo a disposición de los casi 300 personas que allí estaban tan solo unos pocos abogados del turno de oficio que disponían de menos de 5 minutos para conocer y para que les explicaran la situación jurídica de cada uno, las condiciones en las que se encontraban y la posibilidad de solicitar protección internacional, lo que impidió el derecho a un debido proceso y una tutela judicial efectiva. Por ello denunciamos que las condiciones en las que se produjeron estas declaraciones no cumplían con las exigencias mínimas de un estado de derecho que debe respetar siempre los derechos fundamentales, máxime teniendo en cuenta que la conclusión final es la reclusión de unas personas en un centro de internamiento, con la consiguiente privación de libertad y la posterior deportación o devolución al país de origen. Finalmente los juzgados intervinientes en este proceso, en coordinación con el Gobierno y aduciendo la falta de plazas en los CIE, ordenaron el internamiento de buena parte de estos inmigrantes en la cárcel de Archidona en Málaga, una decisión que contraviene la ley de Derechos y libertades de los extranjeros en España y de su integración social, que declara el carácter no penitenciario de los centros de internamiento de extranjeros y el propio Reglamento por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de estos centros que aunque posibilita la habilitación de espacios provisionales, estos tienen que ser creados mediante una Orden del Ministerio del Interior, algo que hasta la fecha no ha ocurrido.
Pareciera que lo CIES fueran una alternativa, dada la insistencia en la defensa que se hace considerándolos diferentes a un centro penitenciario, pero la realidad de nuestro acercamiento directo al CIE de Sangonera la Verde de Murcia, a través de las visitas que venimos realizando, nos muestra que los CIES son cárceles racistas, espacios de sufrimiento, en los que la vulneración de derechos forma parte del día a día.
En este CIE durante el último año se han producido incidentes diversos que han dejado varios heridos entre internos y funcionarios policiales. Cada vez que ocurren estos hechos se endurecen las condiciones de vida con la presencia de unidades de intervención policial de forma permanente, con la uniformidad y sus instrumentos habituales. Esta circunstancia genera una tensión intensa en la relación diaria entre funcionarios e internos que no favorece la normalización de la convivencia.
Ante las nuevas propuestas del Ministerio del Interior de crear un nuevo modelo de CIE manifestamos nuestro más absoluto rechazo, insistiendo en la necesidad de revisar las políticas de acogida en el marco de la defensa de los derechos humanos. Hay que fiscalizar y exigir transparencia en el uso de los recursos utilizados por el Estado para hacer frente al pago de todos los servicios que tienen privatizados en estos centros, los vuelos de deportación, las redadas por perfiles étnicos, las expulsiones exprés,… acciones todas ellas denunciadas reiteradamente por entidades solidarias de defensa de los derechos de los migrantes y que, en el caso de las devoluciones en caliente, llevaron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos a condenar al Gobierno de España.


Así mismo denunciamos la situación en la que se encuentran decenas de menores no acompañados en nuestra Región, especialmente los que llegan por la ruta de las pateras de Argelia y que se acogen por razones excepcionales en el Centro Residencial El Peñasco. El uso de este espacio para la atención de urgencia debe realizarse durante el menor tiempo posible y se debe regularizar inmediatamente su situación, mediante su inclusión en la red de centros y en los circuitos ordinarios de tramitación, en orden a prestarles la atención debida con las máximas garantías, salvaguardar su integridad y el respeto de sus derechos en todo momento porque ante todo, son menores de edad. Nos preocupa que prime la condición de extranjero frente a la de niño y se hable de falta de recursos para ellos, cuando no se debería, en ningún caso, diferenciarlos del resto por su nacionalidad, ya que de acuerdo con la Convención de los derechos de los niños, todos los menores tienen que tener la misma consideración.
Urge revisar en profundidad la política de atención a las personas migrantes para poder ejercer el derecho de acogerlos con dignidad, respetando los derechos humanos, como debería garantizar un Estado democrático de derecho.


¡MIGRAR ES UN DERECHO, NO UN DELITO! ¡NINGUN SER HUMANO ES ILEGAL!
Murcia a 16 de diciembre de 2017.

Suscriben este manifiesto: Convivir sin Racismo; Plataforma de la Inmigración de Molina de Segura; Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de la Región de Murcia, Asociación de Senegaleses de la Región de Murcia; Federación Asociaciones de Africanos en Murcia, FAAM, Pastoral Obrera, Delegación de Migraciones del Obispado de Cartagena; Murcia Acoge; HOAC; Comisión Justicia y Paz Murcia; Amigos del Alto de Bolivia; Asociación CATS; Plataforma de Afectados por las Hipotecas-Murcia; Yayoflautas Murcia, Asociación de Estudiantes AIEMUM, Coordinadora Antirepresión; Entrepueblos; Amigas de Ritsona Y los sindicatos ALAFA, CGT, CC.OO, Intersindical Región de Murcia y UGT.

lunes, 11 de diciembre de 2017

La Campaña Estatal por el Cierre de los CIE y el Fin de las Deportaciones exige el cierre inmediato del pseudo-CIE de Archidona


  • La Campaña Estatal denuncia el incremento de la política represiva del Ministerio del Interior y exige la dimisión del Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido
  • En su séptimo encuentro anual, celebrado por primera vez en Canarias, se ha ampliado y mejorado la coordinación entre territorios contra las deportaciones y las vulneraciones de derechos en la Frontera Sur

Las Palmas de G.C., lunes  11 de diciembre de 2017 

Por séptimo año consecutivo la Campaña Estatal se reúne para compartir información sobre su trabajo de observación y denuncia, así como coordinar acciones que se desarrollarán durante el 2018. En este año hemos detectado que la situación se ha agravado: el Ministerio del Interior ha anunciado la creación de nuevos CIE e, incluso, ha incurrido en la práctica ilegal e ilegítima del uso de un centro penitenciario como pseudo-CIE en Archidona, Málaga. Esto supone una vulneración sistemática de los derechos más básicos y la criminalización de las personas migrantes. Una práctica represiva que el Ministro del Interior trata de justificar ante la falaz situación de excepción migratoria y que puede terminar con la deportación de las personas recién llegadas.

En respuesta a ello, se han incorporado a la Campaña dos colectivos de Málaga y Granada, lo que muestra el incremento del rechazo social frente a esta imposición del Ministerio del Interior.

Insistimos en que, frente a la imagen dominante según la cual los CIE se emplean como puerta de salida, la Campaña constata que, últimamente, están siendo especialmente empleados para retener y castigar a las personas detenidas en las fronteras. Ahora bien, conviene recordar que estos centros y las deportaciones suponen una vulneración de derechos fundamentales por su mera existencia. Los datos y observaciones evidencian cómo los mecanismos de control migratorio trascienden los propios CIE. Esto se materializa en un notable aumento de las deportaciones exprés en 72 horas sin garantías jurídicas o en prácticas como la expulsión desde prisiones una vez cumplido condena.

Esto lleva a la necesidad de denunciar el entramado de su política migratoria. Por ello, la primera acción del encuentro ha consistido en una concentración en la sede de la Agencia Europea para el Control de las Fronteras Exteriores (FRONTEX), poniendo en el punto de mira las vulneraciones de derechos en la Frontera Sur, las sistemáticas redadas racistas, el internamiento en CIE y el sucio negocio de la deportación.

La externalización de fronteras a terceros países es el método del Estado español y la Unión Europea para ocultar su responsabilidad en las consecuencias de sus políticas migratorias. Esta decisión está obligando a las personas provenientes del Sur Global al uso de rutas migratorias más peligrosas que se saldan con miles de muertes al año.

El Estado continúa invirtiendo dinero público en convenios con compañías   privadas como fuera durante años AirEuropa y, actualmente, Barceló e Iberia, en los que se realizan decenas de macro vuelos de deportación. Esta lucrativa industria de deportación beneficia a otras compañías aéreas que llevan a cabo las expulsiones en vuelos comerciales, más de 2.000 personas en 2016, y las empresas navieras. Este año la Campaña quiere incidir en la vía marítima de expulsión a Argelia. A este país se fleta semanalmente un alto número de dispositivos de expulsión, habiendo sido deportadas por vía marítima 868 personas en 2016.


En este escenario se han acordado varias líneas estratégicas de acción: se establecerán alianzas y coordinación con colectivos de los países de origen de las personas migrantes; se elaborará un informe sobre las características de la política migratoria actual; se reforzará la línea de coordinación jurídica entre las diferentes organizaciones, con el objetivo de mejorar la defensa de las personas; y se impulsará la campaña de boicot a las empresas adjudicatarias para la realización de las deportaciones.

De todas estas líneas, la más inmediata es la articulación de una respuesta social contundente contra el uso de la Cárcel de Archidona como un pseudo-CIE. En este sentido la Campaña estatal por el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones se une a la denuncia emprendida por la recién constituida “Plataforma ciudadana contra la cárcel de Archidona” que se podrá seguiren Redes Sociales a través de las palabras claves #CIEArchidona y #StopDeportaciones.

Exigimos: 

  • Cierre inmediato del pseudo-CIE de Archidona y liberación de las personas internadas.
  • Dimisión del Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por su continuada política de criminalización y vulneración de los derechos de las personas, exacerbada al internarlas en una cárcel. 
  • Cierre de los CIE y fin de las deportaciones.
..//..

martes, 21 de noviembre de 2017

Falta de recursos e improvisación ante la llegada de migrantes a las costas de la Región.

La llegada de personas migrantes a las costas de la Región ha puesto de manifiesto la falta de recursos y la improvisación, tanto por los Gobiernos como de la administración de Justicia.

Tras los ultimas llegadas de pateras provenientes de las costas Argelinas al levante español, en especial al litoral de la Región de Murcia, trasportando a mas de setecientas personas, poniendo de manifiesto el aumento en la intensidad del flujo migratorio a través de esta ruta Argelina y la falta de previsión por parte de los Gobiernos de España y la Región de Murcia. Desde Convivir en Racismo queremos poner en valor el trabajo de los equipos de rescate y asistencia tanto en el mar como en tierra, que salva vidas y ofrece ayuda real, pero no podemos dejar de señalar el trato que nuestro gobierno da a estas personas migrantes una vez que se encuentran en territorio Español y bajo la tutela del estado.

Dado el colapso que sufrieron los recursos de acogida disponibles por parte de la Administración, se tuvo que habilitar el pabellón deportivo del  Centro Integrado de Formación Profesional Hespérides de Cartagena para alojar a los migrantes a la espera de su declaración ante los jueces. Lugar que no reúne las condiciones necesarias para dar un trato digno a las personas recién llegadas a nuestras costas, vulnerando sus derechos fundamentales como seres Humanos.

Ante la necesidad regulada por ley de poner a disposición judicial, a toda persona retenida, en el plazo máximo de 72 horas, ha llevado a la administración de Justicia a tener que trasladar el juzgado nº 2 de Cartagena, en funciones de guardia, al mencionado Centro educativo donde tenían retenidos a los migrantes para poder proceder a su posible identificación y expulsión o entrada a un centro de internamiento, poniendo a disposición de los más de 300 personas que allí estaban tan solo 8 abogados del turno de oficio que disponían de menos de 5 minutos para conocer y explicarles su situación legal, lo que impedía el derecho a un debido proceso y una tutela judicial efectiva.

Así mismo denunciamos que los Juzgados en coordinación con el gobierno y ante la falta de plazas en los CIE, han ordenado el internamiento de un buen numero de ellos a la cárcel de Archidona en Málaga, una decisión que contraviene la ley 4/2000, de Derechos y libertades de los extranjeros en España y de su integración social, que declara el carácter no penitenciario de los centros de internamiento de extranjeros y el propio Reglamento 162/2014, de 14 de marzo por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros  que aunque posibilita la habilitación de espacios provisionales como CIE. El Tribunal Supremo aclaró que estos centros provisionales tienen ser creados por el Ministerio del Interior (mediante orden ministerial), algo que no ha ocurrido hasta la fecha.


Por tanto el Estado está incumpliendo sus propios preceptos conculcando los derechos fundamentales de los migrantes, poniendo de manifiesto que en el Estado español prima la defensa de las fronteras al respeto a la legalidad y a los derechos de estas personas que tan solo llegan a nuestras costas en busca de una vida mejor. Quieren dar una lección a las mafias que trafican con las personas y en lugar de emprender acciones diplomáticas y acuerdos con el Gobierno de Argelia,  privan a los migrantes víctimas de las mafias de la protección que debe brindarles nuestro Estado social y de Derecho.
..//..

Presentación memoria 2017; Migraciones, fronteras y centros de internamiento.

El miércoles 27 de junio presentamos nuestro informe anual "Migraciones, fronteras y centros de internamiento. Memoria CIE Murcia 20...