miércoles, 2 de noviembre de 2016

Pedimos al Defensor del Pueblo que intervenga de forma urgente en el CIE de Murcia.

Convivir Sin Racismo ha registrado una petición en la Oficina del Defensor del Pueblo de España para que realice una visita urgente al CIE de Murcia y se interese por la situación de excepcionalidad policial que se ha impuesto en este centro en los últimos meses, en especial desde que el pasado domingo 30 de octubre se produjo una nueva fuga de internos, la segunda en el mismo mes.

En las últimas semanas hemos venido denunciado las graves carencias que presentan las instalaciones del centro de internamiento en Murcia que contravienen el Reglamento de Funcionamiento y Régimen Interior de los Centros de Internamiento de Extranjeros, vigente desde abril de 2014. Presentando una queja con fecha 7 de octubre, en el Juzgado de control jurisdiccional del CIE de Murcia, donde hacemos especial referencia a sus deficiencias estructurales, la forma en que se organiza además del incumplimiento de las normas que regulan su funcionamiento y el riesgo que supone tanto para las trabajadoras y trabajadores del Centro como a las personas internas, exigiendo su cierre cautelar. Sin obtener respuesta hasta la fecha.

Que ante las evidencias de lesiones producidas durante la intervención policial en la fuga del pasado 5 de octubre, según señalan diferentes medios ante la declaración del Delegado del Gobierno en la Región de Murcia, pedimos en el mismo escrito, que se garantice la asistencia de intérpretes a los internos que lo precisen en el CIE de Murcia en los actos de reconocimiento por los Servicios Médicos del centro y se expida informe médico de las heridas así como tratamiento médico dispensado indicando que remitan en todo caso y de inmediato los partes médicos de lesiones sufridas por los internos en el CIE por agresión o por otra circunstancia tanto a al Juzgado de Control como como al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, sin que tengamos noticias de que ello se haya producido.

Ademas señalamos que desde julio de 2016 el CIE de Murcia ha cambiado a su dirección y responsable de seguridad y lejos de solucionar los problemas que vienen sucediéndose, nos hemos encontrado con nuevos obstáculos para realizar nuestra tarea de acompañamiento a los internos, con recortes en el horario de atención, múltiples trabas para poder realizar las visitas solicitadas y la presencia, dentro de las instalaciones del CIE y de forma habitual, de unidades especiales de la policía nacional, tanto la UIP, antidisturbios como la unidad de prevención y reacción, UPR, grupos pensados para intervenir en graves situaciones de crisis o grandes operaciones policiales. Lo que está provocando unas condiciones especialmente duras del internamiento, un clima de tensión constante y un trato poco respetuoso hacia los internos, lo que habría generado, según diversos testimonios recogidos, represalias de diversa naturaleza.


Es por lo que hemos pedido al Defensor del Pueblo, que tome las medidas urgentes para conocer que está sucediendo en el centro de internamiento de extranjeros de Murcia, quien ha tomado la decisión de imponer un estado de excepción policial por tiempo tan prolongado en sus instalaciones y prevenga posibles actuaciones lesivas de derechos fundamentales de los internos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario