miércoles, 18 de diciembre de 2013

18D. Desde Lampedusa a Melilla,...VERGUENZA!



Hoy, 18 de diciembre, se conmemora el Día Internacional del Migrante, una ocasión para denunciar la terrible tragedia que vivimos en las fronteras europeas donde las víctimas se cuentan por miles de personas, personas que intentan alcanzar el territorio europeo en busca de una vida mejor.



Y los recibimos con medidas perversas e inhumanas como las alambradas rematadas con cuchillas en las vallas de Ceuta y Melilla o, cuando tienen la suerte de llegar al centro de acogida de la isla de Lampedusa, los despreciamos colocándolos en fila y desnudos a la intemperie para ser desinfectados.



Y si consiguen estar entre nosotros, en nuestras ciudades y barrios, miles de hombres, mujeres y niños, migrantes o refugiados, se enfrentan diariamente a la negativa arbitraria de las administraciones publicas, a ser consideradas como criminales y declaradas en situación ilegal por el único motivo de no haber respetado las reglas impuestas para el paso de las fronteras y el permiso de residencia. Se enfrentan a ser detenidos por su color de piel e internados en centros donde se les priva de su libertad por una falta administrativa. Se enfrentan a ser expulsados sin que puedan hacer valer sus derechos. O intentan sobrevivir sin alojamiento, sin papeles y sin trabajo.



¡CONTRA LA EUROPA DE LAS FRONTERAS, LOS NAUFRAGIOS Y LAS CUCHILLAS! Es urgente inventar una nueva forma de convivir donde todos formemos parte de una sociedad más justa, equitativa y que respete los derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario