jueves, 6 de febrero de 2014

APDHA, SOS Racismo y Andalucía Acoge rechazan las reiteradas devoluciones ilegales


APDHA, SOS Racismo y Andalucía Acoge rechazan las reiteradas devoluciones ilegales en las vallas de Ceuta y Melilla y exigen responsabilidades al Ministerio del Interior




Cinco inmigrantes son retenidos por las fuerzas auxiliares marroquíes (derecha)
después de ser devueltos por la Guardia Civil española/ Jesús Blasco de Avellaneda.

En el día de ayer se hizo pública una grabación que documenta, una vez más, un intento de devolución ilegal por parte de agentes de la Guardia Civil en la valla fronteriza entre Melilla y Marruecos de personas extranjeras, varias de ellas heridas, que habían accedido a la ciudad autónoma de forma irregular. Estas imágenes fueron tomadas el pasado 15 de enero por el colectivo Prodein, que realiza un impagable trabajo en defensa de los DDHH de las personas migrantes en Melilla con no pocas trabas por parte de las autoridades locales y nacionales. 

Lo que refleja la grabación es una vulneración directa de lo previsto por la normativa española (LO 4/2000, “Ley de Extranjería”, Ley de Asilo 2/2009) y la europea (Directiva 2008/115/CE, “Directiva retorno”) para las devoluciones y/o rechazos en frontera: asistencia jurídica, intérprete, acceso al derecho de asilo, posibilidad de interposición de recursos… Ni que decir tiene que no se puede devolver a personas cuyo estado de salud no lo permita. Como hemos señalado, éste no es un caso aislado, existiendo múltiples informaciones periodísticas e informes de instituciones públicas y de la sociedad civil, nacionales e internacionales, que denuncian que estas prácticas son habituales en las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos. De nuevo denunciamos que las fuerzas de seguridad españolas que ejecutan estas devoluciones ilegales, y las autoridades políticas que las ordenan y/o consienten, podrían estar incurriendo en delitos tales como prevaricación, detención ilegal u omisión del deber de socorro en el caso de los heridos. Ante estas circunstancias reiteramos nuestra exigencia del escrupuloso respeto de las ya de por sí escasas garantías establecidas en los procedimientos de devolución y rechazo y frontera, así como la revisión de la política española de expulsiones y devoluciones hacia el Estado marroquí, especialmente desde la entrada en vigor el pasado año 2012 del Convenio bilateral de “readmisión”. 

Sin embargo, en este caso se ha producido una novedad relevante, ya que el ministro del Interior ha reconocido la existencia de “casos puntuales” de vulneración de la legalidad vigente en las devoluciones de personas extranjeras hacia Marruecos desde Ceuta y Melilla. Entendemos que un reconocimiento de tales características debe conllevar la apertura inmediata por parte del Ministerio del Interior de los procedimientos encaminados a depurar las responsabilidades disciplinarias y penales que pudieran derivarse de esos “casos puntuales”, así como la no menos inmediata asunción de responsabilidades políticas ante unos hechos de tal gravedad, ya que es obvio que la Guardia Civil no ha actuado sin órdenes directas.

En cualquier país con cierta calidad democrática, un ministro que admite la existencia de unas circunstancias como las descritas en una materia bajo su competencia, en este caso el Sr. Fernández Díaz, presentaría inmediatamente su dimisión. Dimisión que pedimos desde nuestros colectivos. 

Visualizar la grabación de Prodeim: 

5 de febrero de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario